La Federación Española de Ciclismo me ignora como madre

Leire Olaberría tiene un palmarés envidiable en el ciclismo internacional. Ha conseguido un bronce olímpico y otro mundial. Además ha ganado un oro y un bronce en Europeos.

También tienes dos oros, una plata y un bronce en Copa del Mundo y suma hasta 26 títulos de campeona de España, 23 en pista y tres en carretera.

En 2017, en abril, eso le ha cambiado la vida en todos los aspectos. Tanto es así que asegura que la Real Federación Española de Ciclismo le ignora como madre.

La Real Federación Española de Ciclismo niega que de ninguna manera se haya discriminado a Leire Olaberría por cuestiones relacionadas con su maternidad o por cualquier otra circunstancia. El Comité de Competición y Disciplina Deportiva, al que acudió la ciclista en primera instancia, así lo ha reconocido archivando el caso tras estudiar la documentación y no ver ningún indicio sobre tales alegaciones.

La Real Federación Española de Ciclismo desmiente categóricamente que, tal y como defiende Olaberría, no se satisficieran sus demandas de conciliación durante la concentración que se produjo entre los días 17 y 22 de septiembre en Palma de Mallorca para preparar el Campeonato de Europa de Berlín, la primera a la que acudía tras su maternidad. La RFEC puso a su disposición todas las facilidades solicitadas por la ciclista para su regreso a la competición con la Selección Española, posibilitando así la conciliación entre sus facetas de madre y deportista.

El motivo que realmente causó que Leire Olaberria no acudiera al Campeonato de Europa de Berlín para disputar la modalidad de Madison es que ella misma, alegando falta de cualidades por parte de su compañera, reiteró su deseo de no participar en el Europeo si tenía que formar pareja con la corredora designada por el seleccionador nacional Raúl Mena. Por tanto, la ausencia de Olaberría en el Campeonato de Europa se produce por esta circunstancia y no por una decisión del seleccionador.

Cabe aclarar también que, a pesar de la grave indisciplina mostrada y la falta de respeto hacía sus compañeras, no fue en ningún momento expedientada por la Real Federación Española de Ciclismo. El hecho de no haber sido convocada en posteriores concentraciones y competiciones se debe únicamente a cuestiones técnicas y deportivas, no existiendo impedimento alguno para que vuelva a la Selección Española en el futuro si así lo considera oportuno la dirección deportiva.

Ante la denuncia interpuesta en el CSD por Leire Olaberría, la RFEC, además de negar esta acusación, presentará un informe detallado para ofrecer todas las explicaciones ante el organismo pertinente.

Como se expuso en su momento a la corredora y ha quedado acreditado en multitud de ocasiones, la RFEC es totalmente respetuosa con el cumplimiento de la legalidad vigente y especialmente en lo relacionado con los derechos de sus deportistas, tanto hombres como mujeres.

LEAVE A RESPONSE

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *