Natalia Escuriola podría hacer historia en el golf

La historia espera a Natalia Escuriola en el Real Golf de Pedreña (Cantabria), sede del Santander Campeonato de España de Profesionales Femenino 2018 que se disputará la semana próxima, entre el 14 y el 16 de noviembre. En caso de obtener el que sería su cuarto triunfo –consecutivo, para más señas- la golfista castellonense haría algo que no ha hecho ninguna otra hasta este momento.

En su retorno a una de las citas más esperadas del calendario profesional nacional, que llega con el patrocinio de Banco Santander, Natalia Escuriola tiene ante sí un estímulo aun mayor que el resto de participantes: seguir hurgando en el palmarés de un torneo que también poseen jugadores emblema del golf español como Carlota Ciganda.

Natalia Escuriola afronta esta semana el Santander Golf Tour de Barcelona como paso previo a la cita de Pedreña, a la que llega en un momento de forma idóneo, a juzgar por sus últimos resultados. Su balance esta temporada es muy positivo.

A su espectacular desempeño en los Juegos Mediterráneos Tarragona 2018 de Golf Costa Daurada, donde compartió con Marta y Patricia Sanz protagonismo en la consecución de la medalla de oro para España, se suma una victoria en compañía de Natasha Fear hace apenas dos meses en el Santander Golf Tour del RCG de Sevilla.

Así, con los 14 palos de la bolsa afilados afronta el que posiblemente sea uno de los mayores retos de su carrera deportiva.

Cabe subrayar que solo Natalia Escuriola y la donostiarra Tania Elósegui –vencedora en 2007, 2009 y 2013- pueden presumir de tener tres títulos en su palmarés, y solo la primera los ha conseguido sin interrupción alguna. Desde 2015 a 2017, este torneo ha sido su cortijo, a pesar de la férrea oposición de algunas de las mejores jugadoras nacionales.

Un fenomenal bagaje en el torneo

Natalia Escuriola es historia viva de este torneo. Su primera vez en el torneo data de 2013 en el campo tinerfeño de Costa Adeje. Allí, siendo aún jugadora amateur, estuvo muy cerca de lograr el título, pero su compañera en los Equipos Nacionales y en la Escuela Nacional Blume Ainhoa Olarra la batió en un duro play off del que también tomó parte Tania Elósegui. Estas tres jugadoras acabaron las tres jornadas con -5.

Un año después y también en Tenerife, esta vez en Golf del Sur, Natalia Escuriola fue duodécima con +9. Ese año el título iba a recaer en una jugadora local, María Beautell, que ganó a Raquel Carriedo en play off.

Ya en 2015 y nuevamente en suelo insular, Abama Golf, llegó su primera victoria. Calcó prácticamente las vueltas de Marta Sanz, ambas firmaron sendos 68 en la tercera jornada para acabar con -5. En el desempate, la golfista de Costa de Azahar, que estrenaba rol como jugadora profesional, se ganó su primera gran alegría en el primer nivel.

En 2016, y esta vez en Guadalmina, Natalia Escuriola revalidó título con un amplio margen –cinco golpes sobre la propia Marta Sanz- después de sellar una semana espectacular: 67+66+69. Entonces dejó con la miel en los labios a golfistas de la talla de Noemí Jiménez o Elia Folch.

El año pasado, esta vez en el recorrido sevillano de Zaudín, la jugadora levantina hizo historia con su tercer título consecutivo al resolver, no sin incertidumbre en la ronda final, un emocionante mano a mano con Silvia Bañón, de la que también se espera batalla este año en Pedreña.

LEAVE A RESPONSE

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *